FIGURAS DE PALO BLANCO

Del árbol “Palo Blanco”, conocido en la etnia Comca’ac como XUPINXL, los artesanos y artesanas de las comunidades seris de Punta Chueca y Desemboque elaboran una serie de piezas artesanales que enriquecen el acervo cultural indígena de Sonora.

El árbol Palo Blanco crece cerca de sus comunidades y los artesanos/as cortan las ramas cuando todavía están tiernas, la dejan secar y después tallan la figura con el mismo proceso del palo fierro, con hachas, limas y lijas. Una vez terminada la cuecen una media hora en agua hirviendo para que se afiance y no le entre la termita. La lijan para quitar asperezas y la pieza queda finalizada en un color blanco marfil natural.

Con esta madera modelan figuras marinas como lobos, focas, tiburones, caracoles…. figuras que representan la fauna marina del Mar de Cortés, y con pequeñas tiras de madera de este mismo árbol el hombre medicina o chamán elabora su tradicional corona o penacho que decora con los elementos de la bandera Comca’ac: rayas, grecas, puntos y estrellas, todas ellas en color azul y rojo, terminando con la figura de un correcaminos en el palo mayor.

También con esta misma madera trabajan sus instrumentos musicales: la sonaja y un pequeño violín monocorde en el que la única cuerda que emite sonido está hecha de nervio de venado y las cerdas del arco son de la crin del caballo. Es increíble la melodía armoniosa que puede salir de un instrumento primitivo como este violín cuando es usado por las manos expertas de un músico seri …

Otra de las expresiones artísticas seris más originales elaboradas con esa madera son las pequeñas figuritas conocidas como “santitos” que a veces las utilizan en las entradas de sus viviendas como protección de las mismas.

Las figuras de palo blanco seris, bien sean esculturas figurativas o abstractas, instrumentos musicales o coronas ceremoniales, son piezas de alta calidad tanto por su contenido temático o simbólico como por su ejecución artesanal.